¿Jugamos mejor en grupo?

Facilitación social en videojuegos.

pokémon go

El sábado pasado entre las diez y once de la noche estuve en el parque Kennedy junto a cientos de personas de todas las edades jugando Pokémon GO. Todas las poképaradas tenían cebo así que decidí unirme y activar mi incienso. No pasó mucho tiempo y ya había atrapado a más de treinta Pokémon.

Como sabrán, es posible obtener diez puntos de experiencia adicionales en Pokémon GO si atrapamos Pokémon con una bola curva. La manera más fácil de lograr una bola curva es hacer girar la pokébola haciendo pequeños círculos y luego lanzarla, calculando la trayectoria curva que tendrá la pokébola. No es tan difícil de ejecutar luego de practicar unas cuantas veces.

Mientras jugaba, empecé a observar al pequeño grupo de siete u ocho personas que estaba cerca mío en donde la mitad de ellas no era muy hábil con las bolas curvas. Frases como “es difícil calcular” o “no entiendo” eran comunes, sin embargo cuando otras personas del mismo y otros grupos los animaban a seguir intentando, mostrando cómo hacerlo, su desempeño mejoró muchísimo.

parque kennedy

No es la cola para comprar mazamorra. Es Pokémon GO!

Esta situación me hizo recordar dos cosas: que andar por la vida observando gente es un hábito que debo manejar con cuidado… y que el simple hecho de realizar tareas en grupo mejora nuestro desempeño de manera significativa.

LA CIENCIA DETRÁS: Facilitación social, aprendizaje y motivación.

Parece magia, ¿verdad? Pues más que magia, es psicología pura. La facilitación social ha sido estudiada desde 1898 cuando Norman Triplett, un psicólogo tan observador como yo, se dio cuenta que en carreras de ciclismo, los atletas mejoraban su desempeño cuando estaban acompañados en relación a cuando estaban solos.

caida con roche

“No te despegues del grupo LMAO!”

Robert Zajonc desarrolló dicha teoría en los años siguientes al ver que, cuando están en grupo, las personas tienen un desempeño más alto en tareas simples, pero un desempeño más bajo en tareas complejas, pues la ansiedad se incrementa.

Desde esas épocas hasta 2004 y luego de las investigaciones de otro psicólogo social, Robert Baron, la facilitación social ha sido mejor entendida y es aplicada en modelos de aprendizaje mutual, en donde las personas o alumnos son presentados con tareas que requieren el aprendizaje y retroalimentación constantes en grupo.

Finalmente, la facilitación social no solo afecta en el desempeño de tareas sino también en la motivación a realizarlas. Un clásico ejemplo usado en clases de psicología es que cuando vemos a un grupo de personas mirando hacia arriba, nosotros automáticamente miramos también, debido a que nuestro cerebro entiende que es algo seguro que hacer (al estar en grupo) y que tal vez sea para evitar algún daño. ¿Alguna vez se han cruzado con gente en un parque que se muestra temerosa o dubitativa de sacar su celular pero cuando ven que otros están jugando no duda en ponerse a jugar también? Eso es facilitación social.

Jugamos en grupo, nos desarrollamos como grupo.

Volviendo al parque Kennedy y al grupo que estaba observando, me quedó claro que todos sus miembros ahora conocen y dominan el arte de la pokébola curva. Si no hubieran estado en grupo, es muy probable que hayan tardado más en aprender la técnica de manera correcta.

Además, también vi que personas que no jugaban Pokémon GO interactuaban con personas que sí jugaban. Algunos decían “¡Ya entendí el juego! Apenas llegue a mi casa lo descargo”. Facilitación social y deseo de pertenencia de grupo en su máxima expresión.

En ese sentido, sería genial que algunos “pokéhaters” se den una vuelta por el parque Kennedy o interactúen con grupos que sí juegan. Al ver a miles de personas divirtiéndose y pasándola bien, estoy seguro que a muchos se les quitará la pose de odiar el juego sin entenderlo y se unan a la fiesta más grande de los últimos tiempos… y de pasada, aprender a lanzar pokébolas curvas con todos nosotros.

REFERENCIAS:

Baron & Byrne – Psicología social

Wikipedia – Facilitación social

Daniel Takaezu

Daniel Takaezu

Taka es psicólogo social, marketero y director de La Facultad Gamer. Su objetivo es compartir una visión científica de los videojuegos de ayer y hoy conectando la educación y el entretenimiento.