El juego, videojuegos y su rol en la vida real

Definición y hallazgos científicos.

Juegos y videojuegos 2

¿Qué sería de nosotros si no existiesen los videojuegos? Bueno, obviamente la primera respuesta sería que este blog no existiría (y eso sí que sería una pena) y, probablemente, nosotros los verdaderos gamers no seríamos las mismas personas que somos hoy por hoy, debido a que los videojuegos forman parte de nuestro aprendizaje, personalidad y la manera en cómo resolvemos problemas. Incluso, muchos gamers podrían afirmar que los videojuegos incluso han influido en la manera en cómo se relacionan con otras personas.

Por supuesto que por “verdaderos gamers” nos referimos a personas que experimentaron un videojuego en la infancia y continuaron jugando hasta la adultez. Pero, ¿es justo llamar gamers solo a los que juegan videojuegos? ¿Acaso el juego físico e interactivo, como las escondidas, no cuenta? ¿Qué es el juego?

LA CIENCIA DETRÁS: Jugando para aprender.

En psicología, uno de los temas más interesantes y que sigue vigente es el estudio del juego y su rol en el desarrollo humano. Pero, ¿qué es el juego por definición?

Michael Stevens del genial canal de YouTube VSauce cita a Chris Crawford, famoso programador de videojuegos:

Un libro es divertido y entretenido, pero no es un juego. Las películas tampoco son juegos porque no son interactivos. Pero cuando algo es divertido e interactivo, es que tenemos algo con qué jugar.

Si este elemento no supone una meta (un carrito de juguete), es un juguete. Si posee una meta (un cubo Rubik), entonces tenemos un reto.

Si este reto solo involucra a una persona, es un puzzle. Si involucra a otras personas, entonces tenemos un conflicto.

Si en el conflicto no está permitido interactuar o interferir con los otros jugadores (como en una carrera), entonces tenemos una competencia.

Finalmente, si en el conflicto está permitido interactuar o interferir con los otros jugadores, entonces tenemos un juego.

Un juego es interactivo, orientado hacia una meta, involucra a otros que pueden interferir e influir en nosotros.

VSAUCE GAME

En un primer momento, sería lógico pensar que los humanos (y muchas otras especies) juegan para prepararse físicamente para la adultez. Sin embargo, la psicología ha descubierto (y sigue estudiando) que el juego en realidad es una preparación mental, por eso es tan importante durante la niñez, donde se da la mayor exploración y el mayor desarrollo cognitivo de los seres vivos. Por ejemplo, se ha observado que las ratas de laboratorio poseen cerebros más pequeños y menos desarrollados cuando son privadas del juego con otras ratas o que son expuestas a ratas adultas que no quieren jugar con ellas en las primeras etapas de la vida.

El juego en edades tempranas ayuda al desarrollo del cerebelo, cuya función principal es integrar las vías sensitivas  y las vías motoras. ¿Qué significa esto? Pues cómo reacciona el cerebro ante un estímulo visual, auditivo, etc.

¿Un ejemplo de esta situación en videojuegos? Los que jugamos Super Mario Bros. en NES por primera vez en nuestras vidas y vimos por primera vez un Goomba acercarse lenta y amenazantemente hacia nosotros, apretamos todos los botones para encontrar la manera de vencerlo.

Si fuimos exitosos, se liberó dopamina en nuestro cerebro, nuestro neurotransmisor favorito del que hemos hablado en muchísimos de nuestros artículos de neurociencia, haciendo que nuestro cerebro aprenda y que nuestro cerebelo se vuelva “pro” en conectar rápidamente estímulos visuales con una reacción motora. Por eso muchas investigaciones concluyen que los gamers que dedican entre 1 y 2 horas diarias a sus videojuegos tienen una mejor coordinación viso-motora que personas que no suelen jugar.

PALABRAS FINALES: El juego de la vida.

Un juego es interactivo, orientado hacia una meta, involucra a otros que pueden interferir e influir en nosotros. ¿Les suena familiar? Sí, nuestras vidas también son técnicamente un juego. Sin embargo, no podemos ver la recompensa o consecuencia de nuestras acciones y elecciones hoy. Por el contrario, en el juego y en los videojuegos, podemos obtener recompensas inmediatas: pasar un nivel, eliminar un enemigo y elegir una clase (guerrero, arquero, mago) para probar sus habilidades y, si no es de nuestro agrado, cambiarlo.

La vida no es tan fácil como jugar. Sin embargo, el juego y los videojuegos nos brindan herramientas cognitivas para influyen en nuestro desarrollo.

Así que pongamos reglas y límites, y juguemos mucho. Pero, para tener un “juego saludable”, pongamos en práctica todo lo que aprendamos y hagámoslo parte de nuestra vida real. Solo así ganaremos el “juego de la vida”.

REFERENCIAS:

VSauce – Why do we play games?

Daniel Takaezu

Daniel Takaezu

Taka es psicólogo social, marketero y director de La Facultad Gamer. Su objetivo es compartir una visión científica de los videojuegos de ayer y hoy conectando la educación y el entretenimiento.