El arte en los videojuegos #3

El legendario y caricaturesco mundo de Wind Waker.

WW1

Muchos de nosotros hemos crecido jugando videojuegos y cada uno tiene sus favoritos, ¿verdad? Sin embargo, creo que podemos coincidir en una de las franquicias que ha creado una gran cantidad de seguidores a nivel mundial (incluyéndome). Me refiero a quizás una de las más épicas historias de fantasía presente en casi todas las generaciones de gamers en el mundo: “The Legend of Zelda”.

Conocemos las historias de cada juego, los personajes principales, héroes y antagonistas, y hemos visto sus diseños y evolución a lo largo de los años. No obstante, la aparición de un nuevo “Link” en la época del GameCube fue motivo de un inicial rechazo y críticas muy fuertes hacia Nintendo y los desarrolladores. Estamos hablando de la primera aparición del ahora llamado “Toon-Link”, una versión caricaturesca y nada “real” a lo que estábamos acostumbrados: Link, el Héroe de los Vientos en “The legend of Zelda: The Wind Waker”.

El estilo: un overview

El nuevo diseño de Wind Waker nos mostraba a un Link caricaturesco, de ojos grandes y pies chiquitos, utilizando armas grandes e imposibles de ser sostenidas por sus pequeñas manos. Visualmente hubieron colores muy vivos y texturas muy planas, con dos niveles de iluminación: un color de luz, y uno de sombra que en general le daba todo un nuevo aspecto al juego. El problema fue que siempre vimos y vivimos las historias de la mayoría de juegos de “Zelda” como historias más realistas a nivel visual, historias oscuras, peleas fantásticas y escenarios enormes y épicos.

WW2

La manzana de la discordia: Cell Shading

La técnica usada para el juego fue una textura en 3D llamada Cell Shading. Veamos la definición que existe en Wikipedia:

El proceso del cell shading comienza con un modelo 3D típico. El cell shading se diferencia de la renderización convencional en su uso de iluminación no fotorrealística. Los valores de la iluminación convencional (suave) son calculados para cada píxel y luego mapeados a un pequeño número de sombras discretas para crear el aspecto plano característico, en el cual las sombras y los puntos más iluminados parecen ser bloques de color en vez de aparentar mezclarse con suavidad.

Cell shading

Esta textura nos permite tener ese tipo de superficies planas en cuanto a color y con la posibilidad de tener números limitados para las sombras; dos para el caso de Wind Waker. Esta tecnología permitía correr el juego en el GameCube sin necesidad de grandes gráficos pero sí con todo un nuevo diseño caricaturesco. Sin embargo, al ver los primeros pantallazos de Wind Waker, muchos fans pensaron que no iban a tener nada de aquello: en un inicio, el estilo visual hacía ver a “Zelda” como una pésima broma hacia los fans.

Por otro lado, últimamente esta técnica se usa mucho en animes y animación 2D en general, por ejemplo, en las últimas películas de DragonBall, si prestamos atención a las peleas, en los momentos en que la cámara gira alrededor de los personajes, como en la pelea entre Goku y Bills, podremos notar que son personajes en 3D con esta textura.

En cuanto a propuesta artística, Wind Waker se caracteriza por el tamaño exagerado de sus objetos, cañones muy grandes, diseños de barcos y elementos muy toscos, animaciones en general muy fluidas (tanto las batallas de Link como los efectos especiales, como las explosiones o chispas de las espadas), escenarios muy vivos y muy minimalistas también.

WW3

El diseño variado de los personajes en Wind Waker emula principalmente formas geométricas (como en los dibujos animados de Disney) por ejemplo la abuelita de Link que tiene forma de huevo o los hombres ave con forma de botella. El diseño de Ganondorf estuvo muy bien logrado, lograron hacerlo ver mucho más grande,  macizo e imponente, con toda la expresión que caracteriza al antagonista principal de la historia. Ni que hablar del Hyrule bajo el océano y la batalla final, que hicieron a este juego, uno de los más épicos de la saga y el favorito de muchos en cuanto a emociones generadas.

Una aventura donde la historia entra por los ojos

Wind Waker fue un gran cambio y un gran riesgo para Nintendo. Su conmovedora historia, gran personalidad del nuevo Link y las mejoradas mecánicas del juego, terminaron por convertir a “Toon-Link” en uno de los personajes más queridos de la saga de Zelda (y de Super Smash también).

Si no pudieron disfrutar Wind Waker en GameCube, no se preocupen que existe una versión HD para Wii U con gráficos mejorados gracias a un mayor procesamiento, con nueva iluminación más dinámica y colores más brillantes que nunca. Un juego súper recomendable con un estilo visual hermoso.

Juan Diego León

Juan Diego León

Artista conceptual para producciones audiovisuales y videojuegos, escultor, estudiante de comunicaciones y gamer desde muy joven. Juan Diego es el encargado de brindar un análisis artístico de nuestros videojuegos preferidos.

  • Uriel

    No entiendo como es que hubo gente que en su momento critico a Wind Waker por su estilo “infantil” cuando es (al menos en mi opinión) el Zelda mas bonito, y la versión de Wii-U perfecciono esa estética única.
    Ademas el Cell Shading resiste muy bien el paso de los años, juegos como Jet Set Radio se siguen viendo increible.

    • onepiecem7

      Exacto.