¿Es el bien más fuerte que el mal?

Actividad moral y videojuegos.

fantasy-good-vs-evil-wallpaper

Tal vez una de las “guerras” más antiguas, desde los inicios de la historia humana, ha sido la del “bien” contra el “mal”. Esta dualidad está presente en comics, novelas, películas y muchísimos videojuegos y prácticamente ha moldeado nuestra cultura y nuestro modo de pensar desde que nacimos: si seguimos las reglas sociales, somos buenos. Si desobedecemos, somos malos.

Pero lo curioso es que nuestra cultura, literatura e historia nos ha acostumbrado a pensar que el bien siempre vence al mal, que el lado Oscuro es fuerte, pero no más fuerte que el lado Luminoso, sino que es más rápido. Incluso las guerras (reales o imaginarias) nos indican que los ganadores son siempre los buenos.

¿El bien es más fuerte que el mal? ¿Por qué siempre los héroes son los que ganan, y no los villanos? ¿Por qué los videojuegos nos “obligan” a ser buenos en la mayoría de los casos?

LA CIENCIA DETRÁS: Transformación moral y videojuegos.

Kurt Gray, psicólogo de Harvard, tiene una hipótesis: cuando las personas realizan actividades morales catalogadas como buenas o malas, éstas incrementan sus niveles de agencia, que es la capacidad para el auto-control, tenacidad y fuerza física.

Gray realizó un experimento inusual pidiéndole a un grupo de personas que realice tareas físicas (levantar pesas por un tiempo determinado) luego de donar dinero a la caridad. Luego le pidió a otras personas que realicen dicha actividad luego de escribir una pequeña reseña donde imaginariamente lastimen a otras personas. Sin importar cuál actividad “moral” realizaban, las personas poseían más fuerza física y podían cargar la pesa por más tiempo que las personas que no donaban o lastimaban a alguien en sus reseñas.

handwritten-letter

“Voy a quitarle a Gato toda su comida y bebida.”

¿Qué significa ésto? Las personas suelen encasillar a “bienhechores” y “malhechores” como personas que poseen más agencia, más control y más fuerza. Si nos ponemos a pensar, es una conclusión inconsciente pero que se da en el día a día: tanto los héroes como los villanos son personas que logran más cosas que las personas normales. Los participantes de estos experimentos se encasillan y se definen a sí mismos como actores del bien o el mal y eso estimula el cerebro para dirigir nuestro organismo y poder realizar mayores y mejores tareas físicas.

PALABRAS FINALES: Con gran poder…

En los videojuegos que disfrutamos se nos empodera al darnos herramientas para cumplir nuestras misiones, ya sea eliminar dragones, rescatar princesas o exterminar a todos sin piedad en PvP, lo más probable es que el diseño del juego nos haga dar un paso más allá y esforzarnos más por lograr nuestros objetivos.

sephs

El bien y el mal… ambos nos vuelven poderosos.

En Super Mario Bros., automáticamente entendemos que somos el héroe y eso nos da un fuerte motivo para tener éxito. Nos da control y fuerza pero sobre todo una motivación. Lo mismo sucede en Zelda, Final Fantasy, etc. Y en el caso de ser villanos o personas con una moral cuestionable como de Call of Duty, The Division (cuando nos volvemos Rogue Agents) o cuando somos Darth Vader en Star Wars: Battlefront o Illidan en Warcraft, saber que somos villanos también nos puede dar un poder equivalente a nuestros antagonistas.

La próxima vez que alguien nos diga que el bien es más fuerte que el mal, expliquémosle que ambos tienen el poder de dominar y someter a otras personas y que en realidad, lo que nos hace humanos es nuestra posibilidad de poder encontrar fortaleza siendo buenos o malos.

REFERENCIAS:

Boardman, S. (2016). Is good really stronger than evil?. Psychology Today.

Gray, K. (2010). Moral transformation: Good and evil turn the weak into the mighty. Social Psychology and personality science.

Daniel Takaezu

Daniel Takaezu

Taka es psicólogo social, marketero y director de La Facultad Gamer. Su objetivo es compartir una visión científica de los videojuegos de ayer y hoy conectando la educación y el entretenimiento.